maquina rio cachapoal

La extracción de áridos en el río Cachapoal ha sido tema de discusión en las distintas mesas de trabajo organizadas por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Rancagua, la cual, en su última instancia, convocó a importantes actores del sector público, quienes analizaron durante la jornada los alcances de esta actividad.

Un actor que influye directamente en este tema es la Superintendencia del Medio Ambiente, organismo encargado de fiscalizar aquellas empresas que se encuentren infringiendo la resolución de calificación ambiental, la cual determina cuánto y en qué sector se debe extraer el material utilizado para construcción.

[Lee también: Las graves consecuencias que genera la excesiva extracción de áridos por falta de fiscalización]

El jefe regional de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), Santiago Pinedo, explicó que como organismo “nosotros entramos en este juego una vez que se dicta la resolución de calificación ambiental, a fiscalizar esa resolución”.

Producto de estas fiscalizaciones, se vuelve una constante encontrar empresas que, si bien cuentan con los respectivos permisos para extraer áridos, lo hacen transgrediendo lo que estipula su propia resolución de calificación ambiental en cuanto a volúmenes y lugares permitidos.

“Nos hemos percatado que se está extrayendo fuera de los polígonos autorizados por las resoluciones de calificación ambiental”, o a su vez, el equipo de fiscalizadores han detectado “extracciones de volúmenes que superan los permitidos por la resolución de calificación ambiental”, explica Pinedo.

Actualmente la Superintendencia de Medio Ambiente cuenta con cuatro funcionarios para desarrollar la labor de fiscalización. Y para ello, resulta clave el trabajo colaborativo que ha establecido desde el año 2015 con la Dirección General de Aguas (DGA) y la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del Ministerio de Obras Públicas.

Pinedo también da cuenta de empresas que “están operando sin los permisos sectoriales o sin las autorizaciones ambientales correspondientes”

En el caso de la fiscalización a las empresas que extraen áridos en forma ilegal, la SMA actúa mediante la figura de la elusión, que se aplica cuando una empresa realiza labores de extracción sin ingresar al Sistema de Estudio de Impacto Ambiental.

Fuente: Diario El Tipógrafo