maquina rio cachapoal

En la actualidad, la municipalidad de Olivar no está otorgando permisos para extraer áridos en el río Cachapoal. Pese a ello, el concejal y presidente de la Comisión de Salud y Medio Ambiente, Sergio Aravena, asegura que esta actividad se está realizando de forma ilegal y critica el rol de las autoridades al no fiscalizar estas prácticas pese a las numerosas denuncias de los vecinos.

“Actualmente de manera indiscriminada y grosera, a plena luz del día hay movimiento y extracción de áridos. A las 4 de la mañana hay maquinaria con focos encendidos”, asegura Aravena, quien agrega que “la extracción jamás se ha detenido”.

Frente a este hecho, el concejal plantea que por parte del municipio existe “una sospechosa no fiscalización”, lo cual considera como un acto “negligente y sospechoso por decir lo menos, porque estamos hablando del riesgo de los vecinos, de una determinación ambiental”.

Asimismo, recalca que la prohibición de extraer áridos en la comuna se da por un decreto municipal, por lo tanto, “es competencia de la alcaldía velar porque esto se lleve a cabo”, enfatiza el concejal de Olivar.

“Por parte del municipio, a pesar de que el problema es de larga data, existe una ignorancia abrumadora, entonces me llama la atención que la alcaldesa con sus asesores no estén haciendo nada al respecto”, recalca.

El concejal explica que por medio de exposiciones de organismos técnicos se ha detectado “el desnivel del río”, lo cual puede ocasionar problemas “de deshielo de agua en verano o un aumento considerable en la época de lluvia”.

“Yo espero que el municipio cumpla sus funciones, que no sea negligente, que fiscalice y contribuya a frenar esta extracción ilegal, mientas se desarrolla alguna instancia de solución”, concluye Sergio Aravena.

Por su parte, la alcaldesa de Olivar, Práxedes Pérez, aclara que efectivamente “en nuestra comuna existe un decreto de paralización de extracción de áridos, por lo que este municipio no percibe dinero por esta lucrativa actividad”.

Asimismo, señala que “se realizó un levantamiento para identificar a todos los operadores de extracción de áridos de la ribera sur del río, con esto se pretende fundamentar las acciones judiciales.
A lo cual añade que de forma paralela “se realizó un levantamiento de la línea base ambiental, herramienta fundamental para que este municipio adopte medidas concretas quienes resulten responsables del deterioro ambiental”.

La alcaldesa puntualiza que “he instruido a la Unidad de Asesoría Jurídica (…) la presentación de acciones judiciales, tanto en materia civil como penal, en defensa de los derechos de la comunidad olivarina”.

Fuente: Diario El Tipógrafo