carretera de cobre

Los procesos para concretar la ampliación de la Carretera del Cobre están avanzando. Hace unos meses se consiguió que el camino que une Rancagua con Machalí pasara a ser público y, por lo tanto, sea de responsabilidad del Ministerio de Obras Públicas.

Por estos días, está a la espera de conseguir la rentabilidad social del proyecto, que entrega el Ministerio de Desarrollo Social. Paso previo para conseguir los recursos para su ejecución.
Según explica el seremi de Obras Públicas Moisés Saravia “el diseño (del proyecto) está terminado y está siendo evaluado en el Ministerio de Desarrollo Social en Santiago, para que el costo asociado y los beneficios generen la rentabilidad que se requiere”.

Es así como la autoridad regional estima que finalmente se obtenga la rentabilidad “a fines de este año o a principios del próximo, está todo avanzado”, asegura Saravia.
En cuanto a la inversión del proyecto, esta cifra ya fue determinada por el MOP y se estima que alcance los $22 mil millones.

La gran congestión vehicular que se produce diariamente en el tramo Rancagua-Machalí preocupa a la autoridad. Saravia sostiene que si bien “se va hacer esta doble vía de Carretera del Cobre, se tendrá que seguir trabajando para poder mitigar lo que hoy acontece”, ya que “la zona de tacos es tremenda entre Machalí y Rancagua, con un crecimiento de la población por un lado y de los vehículos por otro, enorme”.

Asimismo, el seremi de Obras Públicas explica que a la ampliación de Carretera del Cobre se anexan otros proyectos que permitirían mitigar esta problemática: “Se está haciendo la unión de Escrivá de Balaguer, entre San Juan y República de Chile, para descongestionar todo el flujo que viene desde Machalí”.
El seremi de Obras Públicas explica que se encuentran trabajando en un plan global de descongestión vehicular que “se ha denominado un verdadero anillo de circunvalación, de lo que es esta gran conurbación de Rancagua-Machalí”.

Estas obras irían “por el lado norte con un gran enlace en lo que es Ruta Travesía, que daría acceso hacia Rancagua y de ahí mismo hacia Machalí y eventualmente hasta la ruta H 10 para descongestionar todo el acceso a Rancagua, que es hoy día lo que se tiene que hacer para acceder a Machalí”.
En cuanto a los plazos del proyecto de ampliación de la Carretera del Cobre, el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, reconoce que “estamos con los tiempos ajustados, pero la idea es entregarlo completo en el gobierno del presidente”.

Fuente: Diario El Tipógrafo