No es la primera vez que el Ministerio de Obras Públicas toma esta decisión. Proyecto tiene detractores porque parte de su trazado pasa por la ribera del río.

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) decidió postergar en otros dos meses la recepción de ofertas técnico-económicas por la concesión de la Carretera de la Fruta y la realización de obras que buscan mejorar la Ruta 66, que une O’Higgins con el sector costero y portuario de la región de Valparaíso.

De acuerdo con la última circular aclaratoria despachada por el MOP, la fecha de entrega de ofertas pasó del viernes 29 de marzo al viernes 31 de mayo, mientras que la apertura de los sobres económicos, del viernes 26 de abril al miércoles 26 de junio de 2019.

Esta circular aclaratoria fue visada por la Contraloría General de la República (CGR) el martes 12 de febrero.

Cabe señalar que la idea de entregar en concesión el mejoramiento de la Ruta de la Fruta tiene más de quince años, pero la complejidad de su diseño y los desafíos territoriales y ambientales que ha debido enfrentar han postergado una y otra vez su materialización.

La importancia de este proyecto es que su ejecución permitirá mejorar el acceso hacia los dos puertos más importantes puertos del país: Valparaíso y San Antonio, ambos ubicados en la V Región.

Se trata de una obra de 142 kilómetros de extensión, iniciándose en el cruce de la Ruta 5 Sur -en el sector de Pelequén- cruzando parte de la Región Metropolitana y finalizando en el camino de acceso al Puerto de San Antonio en la región de Valparaíso.

El trazado considera intersecciones desniveladas, mejoramiento de estructuras y pavimentos existentes, terceras pistas en tramos específicos, obras de saneamiento, señalización y seguridad vial, iluminación, pasarelas, paraderos, ciclovías, plazas de peaje troncales, entre otras.

Además, tendrá sistema de peaje electrónico o free flow, el cual registrará el paso de un vehículo por cualquier punto de cobro sin la necesidad de detenerse, ni disminuir la velocidad y será una antena la que detecte el TAG realizándose su posterior cobro.

Múltiples postergaciones

Recordemos que esta licitación se encuentra en curso desde octubre de 2017, agendando para febrero de 2018 la recepción de las postulaciones, sin embargo, debido a la falta de empresas interesadas en llevar a cabo los trabajos, el MOP postergó el proceso para fines de julio y luego para diciembre de 2018.

En ese momento, las explicaciones ante aquella postergación radicaban en que el MOP se encontraba trabajando en ajustes al proyecto “para poder hacerlo rentable para el gobierno y para que haya interés de parte de oferentes”, explicó en ese entonces el seremi de Obras Públicas, Moisés Saravia.