La iniciativa busca contener el daño medioambiental y económico producto de la extracción irregular del material.

La extracción ilegal de áridos en la región de O’Higgins es una práctica denunciada desde hace tiempo por La Junta de Vigilancia del Río Cachapoal, organismo que en inspecciones ha detectado cómo empresas que no cuentan con los permisos respectivos, retirarían este material a altas horas de la madrugada sin recibir sanción ni multa por ello.

Esta situación esperan resolver dos parlamentarios, que si bien representan a conglomerados políticos opuestos, se manifiestan unidos en solucionar esta constante práctica desarrollada en el río Cachapoal.

Es así como los diputados Juan Luis Castro (PS) y Diego Schalper (RN) presentaron al mediodía de este jueves, un proyecto de ley que tiene como principal objetivo normar la extracción de áridos en el país.

Lo anterior, en atención a los daños y perjuicios que esta actividad, a su juicio desregulada, puede causar al medioambiente y la economía.

Según el diputado Juan Luis Castro, con este proyecto “le salimos al paso a todas las extracciones irregulares que cambian el curso de los ríos y que además generan un daño medioambiental aún no cuantificado”.

En esta línea agrega que este tipo de prácticas “se presta para negocios que están absolutamente la margen de la ley porque algunos empresarios abusan”.

Castro detalló que con esta iniciativa “ninguna extracción superior a los 10 mil metros cúbicos, que son la inmensa mayoría de ellas, pueda hacerse sin un estudio de impacto ambiental, cuya supervisión la hace precisamente la Superintendencia del Medio Ambiente”.

El parlamentario socialista agregó que “junto al diputado Schalper estamos cumpliendo un compromiso que adquirimos hace tres meses, que consistía justamente en crear un proyecto de ley para que en nuestra zona, en la región de O’Higgins y en el país, haya una regulación medioambiental en la extracción de áridos”.