La iniciativa busca, además, que la Dirección de Obras Hidráulicas fiscalice la extracción ilegal.

La extracción ilegal de áridos se ha convertido en una problemática para la región de O’Higgins debido a los riesgos asociados, principalmente la posible desviación de cauces de las aguas en los ríos y el peligro que conlleva la falta de extracción en sectores cercanos a puentes, lo que podría producir inclusive derrumbes de las estructuras.

La compleja situación ha obligado a las autoridades a tomar medidas para evitar complicaciones. En ese contexto, la diputada por el distrito 16, Alejandra Sepúlveda, ingresó al Congreso una iniciativa que busca que el presidente Sebastián Piñera envíe un proyecto que limite la extracción de áridos.

En el texto legal se exige que el presidente de la república “envíe un proyecto de ley que regule y limite la extracción de áridos en las riberas de los ríos”; asimismo, solicita se establezca “una institucionalidad pública única encargada de la autorización y fiscalización de estas actividades”.

La medida, según Sepúlveda, se debe a que “su ejercicio indiscriminado (de extracción ilegal) afecta la estabilidad de las estructuras soportantes de los puentes. Situación que vemos a diario en nuestra región”.

Asimismo, la parlamentaria acusó que en O’Higgins existen “verdaderas mafias de la extracción de áridos”, las que “manejan un negocio altamente lucrativo, pero al que no le importa en lo más mínimo desestabilizar puentes y poner en riesgo las vidas de los vecinos y vecinas que los utilizan”.

La diputada agregó que “necesitamos urgentemente un chequeo de todos los puentes de nuestra región; nosotros tenemos dos ríos muy importantes, como el Tinguiririca y el Cachapoal, por lo que es absolutamente necesario, a raíz de la extracción de áridos (…), que podamos chequear qué está pasando con los cimientos de nuestros puentes”.

“Acá tenemos puentes, como el Tinguiririca y el Codao, que además de las complicaciones por el flujo del agua en la temporada de invierno, también tienen complicación por la extracción de áridos”, detalló.
En ese sentido, Sepúlveda insistió en que “necesitamos tener una ley lo antes posible de extracción de áridos, que regule racionalmente la explotación de los ríos”. Además, recalcó que se debe mejorar “la fiscalización, las sanciones y regular los permisos de extracción”, dando la potestad “a la Dirección de Obras Hidráulicas”.

Fuente: Diario El Tipógrafo