Las obras para concretar la conexión deberían iniciar antes de finalizar el 2018.

Finalmente, las obras para concretar la conexión entre Escrivá de Balaguer y República de Chile arrancarían antes de concluir el año. De marchar todo según lo previsto, serán 22 meses de trabajo para lograr cumplir el compromiso, que es conseguir una nueva alternativa vial que permita descongestionar las saturadas arterias que unen las comunas de Rancagua y Machalí.

Desde el Gobierno Regional mantienen la esperanza de que las obras arranquen antes que acabe el 2018, y para ello, anunciaron, solo están a la espera de que Contraloría emita el visto bueno de la licitación que se cerró en octubre.

“Solo estamos a la espera de la toma de razón desde Contraloría para que nos permita iniciar obras”, anunció el intendente de O’Higgins, Juan Manuel Masferrer.

Pero ¿en qué consiste el anhelado proyecto? Según han detallado las autoridades, las obras contemplan una inversión inicial de $4.319.578, monto que servirá para financiar el primer tramo del proyecto: Con ese presupuesto se garantiza la ejecución de una doble calzada de tres pistas de hormigón, con bandejón central en las avenidas San Juan y República de Chile, lo que equivale a 1.028 metros.

Además, el proyecto prevé diversas soluciones viales, como incluir la semaforización con una longitud de cuatro kilómetros en el sector Sanchina. Y también se incluirá en las obras la construcción de una ciclovía que atraviese todo el trazado, continuando así con el fomento al uso de la bicicleta como medio de transporte.

Con estas medidas, se espera poder aumentar la capacidad de servicio y la seguridad de quienes transiten por estas avenidas, que permitirá además dar una salida y acceso directo para el alto flujo de vecinos de Machalí que viajan con dirección a Santiago por motivos de trabajo o estudios.

La segunda etapa

Si bien se planea comenzar con las obras antes de fin de año para conectar la unión de Escrivá de Balaguer con República de Chile, lo cierto es que paralelamente se trabajará para concretar otra solución vial que permita descongestionar la saturada vía.

En ese sentido, desde el Gobierno Regional anunciaron que se trabajará en la segunda etapa del proyecto, que consiste en aumentar las vías para vehículos en avenida Escrivá de Balaguer, en el sector comprendido entre avenida San Juan y Carretera del Cobre.

Más adelante, en lo que será un segundo tramo, se definirá la ejecución de obras en Carretera del Cobre y avenida San Juan (2.973 Mts), lo que suma una inversión superior a los 16 mil millones de pesos.