Calificó como «irresponsable» haber postergado una vez más la licitación de las obras.

La decisión de postergar en dos meses la apertura de las ofertas técnicas y económicas de la licitación de la Carretera de la Fruta ha provocado las críticas del alcalde de Pichidegua, Adolfo Cerón, quien calificó este hecho como “irresponsable” el postergar un proyecto de esta magnitud.

De esta forma,  la fecha de entrega de ofertas pasó del viernes 29 de marzo al viernes 31 de mayo, mientras que la apertura de los sobres económicos, del viernes 26 de abril al miércoles 26 de junio de 2019.

“Llevamos 20 años, cuatro licitaciones, 100 millones de dólares invertidos y sin ningún metro de carretera aún”, critica el jefe comunal.

El hecho de haber postergado la licitación, a su juicio, “no habla bien de las autoridades actuales” y plantea que “no se están haciendo bien las cosas y esperamos que esto logre una solución rápida”.

Por otro lado, el jefe comunal sostiene que el dilatar este proceso les favorecería, ya que sería un tiempo que utilizarán para intentar cambiar el trazado por la ribera norte del río Cachapoal.

El alcalde explica que como municipio se han hecho asesorar por abogados y técnicos quienes han encontrado antecedentes de que “Pichidegua efectivamente se convertiría en una zona de sacrificio si eventualmente esta carretera va por la orilla del río”.

Además, el jefe comunal agrega que estarían evaluando otras medidas de presión y anuncia que “nosotros vamos a llegar a todas las instancias que sean posible, a los tribunales de justicia, a paralizaciones públicas que podamos hacer en las carreteras”, advierte.

Líneas de acción que llevarán a cabo finalmente cuando el MOP “aclare lo que va a ocurrir” con el proyecto, por lo cual “si ellos (MOP) persisten en la idea de hacer esta carretera por la ribera norte del río Cachapoal, indudablemente nosotros nos vamos a poner en alerta”.

Las acciones serán conversadas con la comunidad, explica el alcalde, sin embargo es enfático al señalar que “vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que esto sea rechazado por la orilla del río”.

El edil se manifiesta abiertamente en contra de llevar la Carretera de la Fruta por la ribera del río y añade que de ser proyectada así esta ruta sería un “despropósito”.

“Hoy día, si llevamos la carretera por la ribera norte del río Cachapoal, efectivamente produce daños”, agrega el alcalde de Pichidegua.

Respecto a los daños que señala, estos estarían relacionados con posibles inundaciones y derechamente sostiene que la comuna “se va a convertir en una zona de sacrificio (…) hay antecedentes que así lo indican”.

El edil segura que “si construyen una carretera por la ladera del río, eso va a significar un bloque de cemento ahí que va a significar que esa agua inunde aún más nuestra comuna”, además de sectores como Larmahue, La Torina o Pataguas Orilla, concluye el edil.